Cuando vives con una condición crónica, siempre existe el estar manejando la mentalidad de tener que “estar preparado para lo peor”, lo que a menudo significa imaginar escenarios difíciles en tu mente, y permanecer en el presente.

Durante este brote del coronavirus, ese acto de equilibrio es aún más inestable. Todos imaginan lo peor, y tú sabes que esos escenarios pueden ser mucho más difíciles para una persona como tú, que tiene un mayor riesgo de complicaciones por el coronavirus, COVID-19.

¿Cómo mantener la calma? ¿Cómo evitar que tu sistema nervioso se acelere?

Una práctica que es recomendado es un método llamado “escaneo corporal”. Este es un método bien investigado para calmar la mente y notar dónde hay tensión o dolor en tu cuerpo mientras respiras lentamente y liberas cada área como puedes.

El beneficio de meditar es que mantiene tu mente en el presente durante los 10-15 minutos que estás “escaneando”. La meditación puede ayudar en desconectar de todas las preocupaciones que pasan por tu mente.

Aquí hay un breve video en YouTube que puedes usar para comenzar.

 

Es mejor comenzar con una breve meditación y, si está funcionando, continua con las más largas.

Si usas una aplicación para la meditación, como Intimind o Meditación Ya, puedes también buscar meditaciones en YouTube, creadas específicamente para quienes viven con dolor y condiciones crónicas.