Usa lo que ya tienes a la mano para facilitar las tareas diarias.

Es probable que estas familiarizado con la frustración de una tapa pegajosa de un frasco de jalea que no abre, una tapa de esmalte de uñas que está pegada, o una blusa con botones ridículamente pequeños. Si tienes artritis, estos escenarios no solo son molestos, también pueden causar dolor y daño a las articulaciones.

Poner demasiado estrés en las articulaciones pueden resultar en hinchazón, ydolor por causa de la apertura de objetos cotidianos. Estos no pueden aparecer hasta horas más tarde o incluso al día siguiente, según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos.

Para mantener las articulaciones funcionando correctamente a largo plazo, practica estirando ligeramente. Por ejemplo, estos estiramientos suaves pueden ayudar a prevenir y controlar el dolor de la artritis.

“También puede hablar con un médico o terapeuta ocupacional sobre el fortalecimiento de los ejercicios que sean adecuados para usted, y llegar a estrategias que le ayuden a ser independiente en la vida cotidiana y proteger sus articulaciones”, dice la terapeuta ocupacional Julie Dorsey, OTD, OTR/L, profesora asociada de terapia ocupacional en Ithaca College en Ithaca, Nueva York.

Esas estrategias puede incluir recurrir a artículos que ya tengas en casa para artículos difíciles de abrir. Para empezar, utiliza estos 10 objetos para hacer las tareas diarias mucho más fáciles y menos dolorosas.

1. Botellas de bombeo

Cuando tu loción o base favorita llegue en un recipiente difícil de abrir, como uno con una tapa pequeña, vacía el contenido en una botella con una bomba o cualquier otro recipiente que sea fácil de usar.

“Cuando encuentre un estilo de contenedor que funcione para usted, ya sea uno con una bomba o una botella de cierto ancho, replique eso con otros productos”, dice Dorsey. “Las bombas son agradables porque en lugar de usar las puntas de los dedos para abrir una pequeña tapa, puede usar la palma de la mano y empujar hacia abajo usando la fuerza del hombro y el brazo.”

Debido a que las articulaciones más grandes (como las de los brazos) son más fuertes que las articulaciones más pequeñas (como las de las manos), son menos vulnerables al dolor y la presión si tiene artritis en las manos. Abastecerse de contenedores de tamaño de viaje que son fáciles de usar, o lave y reetiquete un contenedor vacío y sin complicaciones para llenarlo con un nuevo producto.

2. Bandas de goma

Cualquier cosa con una superficie de goma puede ser útil para contenedores difíciles de abrir, pero las bandas de goma son particularmente versátiles. Envuélvelas alrededor de la tapa de un frasco, una tapa chica o cualquier otra cosa que sea difícil de abrir.

“Esto añade un poco de resistencia”, dice Dorsey. “Las bandas de goma son perfectas para el esmalte de uñas, porque las botellas son pequeñas y no necesariamente se pueden poner en un recipiente más grande.”

También puede ser útil envolver una banda de goma alrededor de las perillas de las puertas, dice Versus Arthritis, una organización benéfica para la artritis en el Reino Unido. Esto te da un agarre adicional a medida que se retuerce para abrir y cerrar puertas de uso frecuente.

3. Tiras Velcro

Siempre que pueda, reemplace los pequeños botones o cremalleras en la ropa o las bolsas con tiras de Velcro más fáciles de usar. Puedes comprar tiras de Velcro con respaldo adhesivo en rollos de forma económica en línea o en tiendas de artesanía.

“Los botones pequeños, las cremalleras y los broches requieren juntar la punta del pulgar y el dedo índice y usar la fuerza”, dice Dorsey. “Esas son articulaciones y músculos realmente pequeños, por lo que la cantidad de estrés puede causar tensión”.

Si ha disminuido tu movimiento recientemente, el simple hecho de juntarlos dedos (también conocido como un agarre de pinza) puede ser difícil, y mucho menos añadir fuerza y coordinación para desabrochar los pequeños botones de tu cárdigan. Si prefieres no usar Velcro, busca ropa y bolsas que estén equipadas con botones magnéticos que faciliten la apertura y el cierre.

4. Organizador de píldoras

Puedes pensar en estos recipientes como algo a que acudir para las píldoras y vitaminas, pero también pueden ayudar a evitar el retorcer y el presionar recipientes a prueba de niños. Solo asegúrate de que tu medicamento esté protegido y lejos de niños, mascotas o personas con impedimentos cognitivos.

“Los organizadores de píldoras pueden ser muy útiles, especialmente si está tratando con varias botellas de píldoras”, dice Dorsey. “En lugar de abrir de tres a cuatro botellas de medicamentos cada día, puede abrirlas una vez a la semana y separar las píldoras en el organizador”.

Algunos organizadores de píldoras tienen botones que los hacen aún más fáciles de abrir. Si no tienes un organizador de píldoras en casa, es posible que tu farmacéutico también pueda ayudarte en poner el medicamento en un recipiente diferente.

El calor, el aire, la luz y la humedad pueden dañar los medicamentos, por lo que a menudo se encuentran en recipientes naranjas que ayudan a bloquear la luz ultravioleta. Guarda tus medicamentos en un lugar fresco y seco (no en el mueble de medicina del baño), como un cajón de tocador o un armario de cocina lejos de fuentes de calor, esto lo recomienda la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

5. Cuchara

Esto también puede ser usado como una palanca para quitar la succión que una tapa de metal tiene en un frasco. Coloca cuidadosamente la cuchara debajo del borde de la tapa y presiona hacia arriba hasta que oigas un estallido. Ahora si puedes girar fácilmente la tapa. Otra opción es poner el frasco bajo agua caliente para ayudar a expandir y aflojar la tapa de metal.

“Para cosas que son pegajosas como la jalea, asegúrese de limpiar también las tapas y los bordes del recipiente antes de cerrarlos”, dice Dorsey. “De lo contrario, va a ser mucho más difícil de abrir más tarde.”

6. Guantes de goma

Al igual que el uso de bandas de goma, simplemente deslizar un par de guantes de cocina puede hacer que abrir un frasco u otro recipiente sea más fácil.

“Cualquier cosa que le dé tracción para que no se deslice sobre el objeto puede ser útil”, dice Dorsey. “Incluso usar el forro de estante de goma como abridor de frascos poniéndolo sobre la parte superior de la tapa puede ayudar.”

En general, intenta de girar las tapas o las perrillas de las puertas en el sentido de las agujas del reloj con la mano izquierda, y en sentido contrario a las agujas del reloj con la mano derecha. Puede parecer abnormal al principio, pero esto puede ayudar a proteger contra la deriva cubital, una afección en la que los dedos se desplazan hacia el meñique, algo a lo que los pacientes con artritis reumatoide son particularmente propensos.

“Cuando gira la tapa de un frasco o la perilla de la puerta hacia la derecha con la mano derecha, en realidad está poniendo la muñeca y los dedos en la posición exacta de la deformidad, y con mucha fuerza”, dice Dorsey. “Cambiar las manos puede ayudar a proteger las articulaciones a largo plazo”.

7. Tapetes para secar platos de goma

Puede ser útil deslizar un tapete de goma en el fregadero para asegurar un objeto que estás tratando de abrir. “Añadir un poco de tracción extra es útil, porque quita el estrés de las articulaciones de la mano que está abriendo el recipiente”, dice Dorsey.

A veces esto puede implicar el uso de más de una parte del cuerpo. Por ejemplo: Podría sentarte y sostener un frasco entre las rodillas mientras lo abres. En este escenario, estás usando los músculos grandes de las piernas y la mano libre para estabilizar el objeto, aliviando un poco de estrés en las articulaciones pequeñas de la mano activa.

8. Removedor de esmalte de uñas

No sólo las botellas de esmalte de uñas son pequeñas, sino que también tienden a ponerse resecas o pegajosas, por lo que son aún más difíciles de abrir. Sumerje un algodón ( o Q-tip) en el removedor de esmalte de uñas y dale un golpe rápido alrededor del borde de la tapa. Esto ayudará a disolver parte del esmalte que está manteniendo la tapa atascada.

Otra opción es buscar tu color de esmalte de uñas favorito en una botella con una tapa cuadrada. “El diseño cuadrado en realidad le da una superficie plana a la que se aferre, proporcionando más apalancamiento”, dice Dorsey.

También puedes envolver una banda de goma alrededor de la tapa como una modificación fácil para crear tracción.

9. Dos tazones de metal

Si pellizcar los dedos para pelar los dientes de ajo es doloroso o difícil, intenta este truco hecho popular por Martha Stewart (haz clic para ver un video que demuestra este movimiento). Coloca la cabeza de ajo en un tazón mediano, aplástela con la parte inferior de otro tazón mediano, luego usa el segundo tazón como tapa. agítalo durante 20 segundos, o hasta que los dientes estén separados de sus cáscaras.

“Cada vez que pueda eliminar la fuerza necesaria para una tarea como esta, es una modificación muy inteligente”, dice Dorsey.

10. Paño húmedo

Las tapas de botellas resbaladizas y espumosas pueden hacer que el champú, el acondicionador y otros artículos sean difíciles de abrir en la ducha. Mantén un paño en la ducha para fortalecer tu agarre.

“Si está tratando de abrir una botella de limpiador en la ducha, esta podría ser una manera fácil de hacerlo”, dice Dorsey. “Fuera de la ducha, quiere asegurarse de que no gotee y cause un riesgo de resbalo”.

¿No estás seguro de qué está causando tu dolor?

Visita PainSpot, nuestra herramienta de localización de dolor. Responda algunas preguntas sencillas sobre lo que duele y descubre las posibles condiciones que podrían estar causándolo.